Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Descubren que la folistatina permite detectar la diabetes 19 años antes de los primeros síntomas

Un correcto diagnóstico de la diabetes es esencial para mejorar la salud de los pacientes y su calidad de vida, que puede llegar a verse seriamente afectada. Ahora, un estudio publicado por la Universidad de Lund (Suecia), ofrece una clave para detectar la diabetes con mucha antelación.

 

Este estudio, que ha sido publicado en la revista Nature, desvela que un nivel alto en sangre de la proteína folistatina sirve para diagnosticar la diabetes tipo 2 hasta 19 años antes de la aparición de los primeros síntomas.

Los investigadores detallan en su trabajo la utilidad de la folistatina en el organismo, una proteína que aparece sobre todo en el hígado, y que sirve para la correcta regulación del metabolismo.

De esta manera, cuando hay un nivel demasiado elevado de folistatina en sangre, las grasas del tejido adiposo terminan dañándose, por lo que se produce una mayor cantidad de lípido en el hígado. De este modo, aumenta el riesgo de padecer enfermedades como hígado graso y la diabetes tipo 2.

Según se afirma en el estudio, "la folistatina tiene el potencial de convertirse en un importante biomarcador para predecir la futura diabetes de tipo 2, y también nos acerca a la comprensión de los mecanismos que subyacen a la enfermedad".

Para llegar a estas conclusiones, el estudio realizó un seguimiento a 5.318 pacientes durante 19 años en Suecia y Finlandia, por lo que el análisis resulta bastante sólido.

El nivel de folistatina en sangre se puede comprobar con una simple analítica, por lo que el estudio propone que los resultados se trasladen a un algoritmo que trabaje con técnicas de inteligencia artificial, una técnica con la que los pacientes de riesgo o interesados en saber si padecen diabetes tipo 2, pueden saber el riesgo al que se enfrentan, e incluso si desarrollarán la enfermedad en los próximos años.

El riesgo de padecer diabetes se reduce siguiendo una dieta sana, haciendo ejercicio de forma periódica y controlando el peso; y no sólo las personas mayores están en riesgo de sufrir diabetes, ya que las personas jóvenes también tienen posibilidades de ser diagnosticadas.

Investigación