Descubren que algunos derivados del dextrometorfán reducen la glucemia en la diabetes

Científicos de centros alemanes y eslovenos han desarrollado derivados del conocido antitusivo dextrometorfán, los cuales reducen la glucemia en la diabetes y previenen la muerte de las células productoras de insulina.

 

Aunque las propiedades antidiabéticas del dextrometorfán ya eran conocidas, su uso en esta indicación no está permitido por tratarse de un opiáceo con efectos centrales adversos, tales como mareos y fatiga. De ahí que los investigadores hayan examinado el efecto de diversas modificaciones químicas que dificulten su paso por la barrera hematoencefálica.

Aunque los correspondientes derivados mantienen la estructura básica de los morfinanos, su concentración cerebral tras la administración oral es mínima; y en contraste, normalizan la glucemia sin causar hipoglucemia en un modelo de diabetes y promueven la secreción de insulina estimulada por la glucosa.

Eckhard Lammert, investigador del Centro Leibniz de Investigación de la Diabetes y director del estudio, ha afirmado que los animales tratados no mostraron ningún cambio de comportamiento ni signos de alteración neurocognitiva.

Los hallazgos convierten a estos compuestos en potenciales nuevas terapias en la diabetes, una patología en la que aunque ya se dispone de un amplia variedad de fármacos, siguen faltando medicaciones más tolerables.

Lammert ha concluido indicando que el método de síntesis empleado podría ser también útil para crear opiáceos carentes de potencial adictivo.

Investigación