Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Los niños y jóvenes que enferman de Covid tienen más riesgo de padecer diabetes

Los expertos han descubierto otra buena razón para vacunar a los niños y jóvenes contra el Covid-19, y es que además de protegerlos de la infección, resulta que los pacientes más jóvenes de coronavirus tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes en los meses siguientes.

 

Así lo demuestran los datos analizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, recién publicados, que reafirman de esta manera la importancia de la prevención activa con la vacuna en los menores de 18 años.

La pandemia de Covid-19 ha hecho pagar un alto precio a las personas con diabetes, quienes a menudo han visto empeorar los síntomas de la enfermedad metabólica o han tenido consecuencias más graves a causa del virus. Además, la diabetes parece estar entre las posibles complicaciones a largo plazo del Covid-19. Pero la cosa no queda ahí, ya que varios estudios han señalado un aumento en el diagnóstico de diabetes tipo 1 durante la pandemia entre niños y jóvenes, además de un aumento de casos que llegan al diagnóstico con síntomas severos de cetoacidosis.

Por este motivo, los expertos de los CDC decidieron evaluar el riesgo de desarrollar la enfermedad en jóvenes, analizando datos de dos bases: IQVIA y HealthVerity, un poco diferentes en el tipo de pacientes incluidos, pero que registran nuevas solicitudes de acceso a los servicios de salud en Estados Unidos.

En ambas bases de datos, en el periodo del 1 de marzo de 2020 al 26 de febrero de 2021, la incidencia de nuevos diagnósticos de diabetes tipo 1 y tipo 2 fue mayor en niños y jóvenes que contrajeron el virus (hasta un 166 % en la base de datos de IQVIA), a partir de un mes después de la infección.

El riesgo sigue siendo mayor incluso cuando se compara con los muy jóvenes que han tenido Covid-19 y sus pares que en los años anteriores a la pandemia habían padecido diferentes infecciones respiratorias agudas: el coronavirus, por tanto, a través de mecanismos que aún no se conocen, parece conducir a una mayor probabilidad de desarrollar diabetes.

A pesar de las limitaciones del estudio, ya que no se evaluaron datos como la presencia de obesidad o prediabetes, los resultados son bastante claros y los autores destacan que todo esto confirma la importancia de prevenir el Covid-19 a través de la vacunación también en niños y jóvenes. Además, afirman que "hay que tener en cuenta que la diabetes puede ser una consecuencia de la infección: los menores de 18 años que se hayan infectado deben ser monitorizados en los meses siguientes para diagnosticar oportunamente cualquier diabetes".

Investigación