Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Los menores que han sufrido Covid-19 tienen un riesgo 2,5 veces mayor de padecer diabetes

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus, los científicos ha han sido capaces de contrastar que la infección por SARS-CoV-2 conlleva un empeoramiento de los síntomas de la diabetes y que las personas adultas con diabetes tienen un mayor riesgo de Covid-19 grave. Sin embargo, los últimos hallazgos científicos apuntan ahora a que este riesgo de contraer diabetes tras superar el covid que podría afectar también a la población en edad pediátrica que no padece esta enfermedad.

 

Así las cosas, investigadores del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, aseguran que “las personas menores de 18 años con Covid-19 tienen más probabilidades de recibir un nuevo diagnóstico de diabetes 30 días después de la infección que aquellas sin Covid-19 y aquellas con infecciones respiratorias agudas prepandémicas”.

Según detallan en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) que elabora esta organización americana, la diabetes incidente se definió como uno de los mayores reclamos de atención médica con un diagnóstico de diabetes que ocurrieron 30 días después de la fecha de infección por covid, excluyendo los casos de hiperglucemia transitoria resuelta.

Para llegar a conocer estos datos, los científicos americanos construyeron cohortes retrospectivas utilizando dos bases de datos de reclamos médicos como IQVIA (80.893 pacientes) y HealthVerity (439.439 pacientes), para llegar a la conclusión de que “los nuevos diagnósticos de diabetes fueron un 166 % (IQVIA) y un 31 % (HealthVerit) más probables entre pacientes con Covid-19 que entre aquellos sin Covid-19 durante la pandemia, y un 116 % más probables entre aquellos con Covid-19 que entre aquellos con IRA durante el período prepandémico”.

Se trata de un contraste de cifras que se debe a la inclusión de solo pacientes menores de 18 años con un encuentro de atención médica posiblemente relacionado con Covid-19 en el grupo HealthVerity sin Covid-19. "Esto podría explicar la menor magnitud del aumento del riesgo de diabetes en este grupo en comparación con el riesgo en el grupo IQVIA. Además, los pacientes sin Covid-19 en HealthVerity tuvieron tasas de hospitalización más altas que las de IQVIA, lo que sugiere una enfermedad más grave en el encuentro índice en el grupo de comparación de HealthVerity", aseguran desde el CDC.

La causa de esta relación entre covid y diabetes podría atribuirse a los efectos de la infección por SARS-CoV-2 en los sistemas de órganos implicados en el riesgo de diabetes, ya que el Covid-19 podría conducir a la diabetes a través del ataque directo de las células pancreáticas que expresan los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2, a través de la hiperglucemia de estrés resultante de la tormenta de citoquinas y las alteraciones en el metabolismo de la glucosa causadas por la infección, o a través de la precipitación de la prediabetes a la diabetes.

Por otra parte, un porcentaje de estos nuevos casos de diabetes probablemente ocurrió en personas con prediabetes, lo que ocurre en uno de cada cinco adolescentes en los Estados Unidos, al tiempo que se descartó la influencia de los fármacos usados para combatir el covid.

Así las cosas, los investigadores han detallado que “el tratamiento con esteroides durante la hospitalización puede provocar hiperglucemia transitoria, sin embargo, solo entre el 1,5 y el 2,2 por ciento de los códigos de diabetes correspondían a diabetes inducida por fármacos o sustancias químicas, y la mayoría de los códigos correspondían a diabetes tipo 1 o tipo 2”.

En base a estos datos, los científicos americanos consideran que el aumento del riesgo de diabetes entre las personas menores de 18 años después de tener coronavirus, pone en valor la importancia de las estrategias de prevención del Covid-19 en este grupo de edad, incluida la vacunación para todas las personas elegibles y la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas.

Investigación