Destacan la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal crónica, como las manifestaciones más frecuentes de la diabetes

En los pacientes con diabetes tipo 2, la insuficiencia cardiaca (IC) y la enfermedad renal crónica (ERC) son las primeras manifestaciones más frecuentes y se asocian con un mayor uso de recursos y costes para el Sistema Nacional de Salud (SNS), según concluye el estudio CaReMe España, publicado recientemente y que cuenta con la colaboración de la compañía farmacéutica AstraZeneca.

 

Se trata de un estudio observacional retrospectivo elaborado con datos secundarios, utilizando registros médicos de pacientes con una edad superior a los 18 años, con diabetes tipo 2 y sin enfermedad cardiovascular o renal previa, que analizó la evolución desde 2013 a 2019.

El número de personas seleccionadas  para el estudio fue de 26.542, y en el mismo se observó que el 18,7 % desarrolló una enfermedad cardiovascular o renal durante los siete años, siendo las patologías más destacadas la ERC (36,6 %) y la IC (22,4 %).

Además, se apreció que los costes acumulados por paciente de induficiencia cardiaca fueron de 50.942,8 euros por persona; mientras que en el aso de la enfermedad renal crónica, ascendían a 48.979,2 euros, superiores a otras enfermedades como el infarto de miocardio (47.343,2 euros) o el ictus (47.070,3 euros), y similares a la enfermedad arterial periférica (51.240 euros).

En España, la prevalencia de la diabetes alcanza el 13,8 %, aunque  casi la mitad de los casos no están diagnosticados. Esta patología afecta en el país a cuatro millones de personas, siendo más prevalente en edades avanzadas, en personas que presentan obesidad y con antecedentes familiares.

Investigación