Desarrollan un software para detectar complicaciones de la diabetes con la cámara del teléfono móvil

Los smartphones podrán ayudar en un futurio cercano a la detección de patologías relacionadas con la diabetes, tales como la retinopatía diabética, a partir de fotos de los ojos. De esta manera, gracias al avance de la tecnología, se podrán sustituir los molestos pinchazos por dispositivos que escanean los dedos o sensores que miden el azúcar con la saliva. Así las cosas, los teléfonos móviles, a través de sus cámaras, se convertirán en una alternativa a las agujas en el futuro.

 

Google lleva años trabajando en cómo la tecnología, específicamente la inteligencia artificial (IA) y las innovaciones de hardware, pueden mejorar y garantizar una atención médica de calidad en todo el mundo; e incluso buscan la manera de conseguir que los usuarios puedan ser atendidos fuera de los hospitales y consultas médicas, en la comodidad de su hogar. Y es aquí cuando entran en juego los teléfonos móviles, ya que la compañía está estudiando si las cámaras que llevamos siempre encima podrían ayudar a detectar la diabetes con fotografías de los ojos.

Así las cosas, Google Health indicó hace unas semanas el potencial de los smartphones para proteger la salud cardiovascular y la vista gracias a ARDA, uno de sus proyectos de inteligencia artificial que tiene el objetivo de ayudar a abordar las pruebas de detección de la retinopatía diabética mediante imágenes de los ojos.

La retinopatía diabética es una afección que afecta a los vasos sanguíneos de la retina, es decir, la capa de tejido sensible a la luz en la parte de atrás del ojo, y si no se diagnostica ni se trata, puede provocar pérdida de visión y ceguera en personas con diabetes, que deberían hacerse un examen completo de ojos con dilatación de las pupilas una vez al año para detectarla.

Con el avance de la tecnología, los ojos serán cada vez más útiles para diagnosticar todo tipo de enfermedades, y esto se debe a que no requieren de métodos de examen invasivos, de manera que el tamaño de la pupila, el color de la esclerótica o el anillo que rodea la córnea pueden sugerir que algo no va bien.

Para detectar la retinopatía diabética, ARDA emplea inteligencia artificial a partir de fotografías del fondo del ojo, de forma que un enfoque común para la detección de esta afección es examinar el segmento posterior mediante fotografías del fondo del ojo, que ya se ha demostrado que contienen señales de enfermedades renales y cardíacas.

Otra vía es hacer fotos de la parte frontal del ojo para estudiar los párpados, la córnea, la conjuntiva y el cristalino.

Con esas imágenes, la inteligencia artificial de Google también puede extraer biomarcadores potencialmente útiles para pacientes diabéticos. De hecho, la compañía ha confirmado que ARDA puede pronosticar con precisión mediante esas fotos la presencia de la retinopatía diabética.

Para desarrollar esta inteligencia artificial, el grupo de investigadores de la compañía tuvo que crear un conjunto de datos para entrenarla, una tarea que requirió de la ayuda de un gran equipo de oftalmólogos profesionales, que revisaron manualmente más de 100.000 escaneos de retina no identificados. Después, calificaron y etiquetaron dichos escaneos uno por uno por diferentes grados de gravedad, lo que derivó en el desarrollo de una aplicación basada en inteligencia artificial que puede ayudar a los médicos a ampliar los programas de detección de retinopatía diabética de alta calidad.

Una vez entrenada la inteligencia artificial, al tomar fotografías del ojo externo, ésta puede generar predicciones sobre si el paciente sufre de retinopatía diabética o si tiene azúcares o lípidos elevados en sangre.

En la actualidad, Google evalúa a 350 pacientes diariamente en Tailandia y su investigación demuestra que ARDA es preciso a la hora de realizar diagnósticos.

El siguiente paso es poder llevarlo a las cámaras de los móviles de todo el mundo, ya que debido a los buenos resultados obtenidos, se está investigando si los sensores de los móviles pueden ayudar también a detectar enfermedades.

Esta investigación se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo, pero la compañía prevé que en un futuro las personas puedan hacerse este tipo de exámenes desde sus casas utilizando tan sólo la cámara de sus móviles.

Otro objetivo de este proyecto es desarrollar nuevos métodos de detección o monitoreo de enfermedades que sean menos invasivos, más precisos, más baratos y que estén disponibles para todos.

Investigación