Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Los sensibilizadores de insulina reducen la pérdida muscular diabética

sensibilizadorinsulina

Los sensibilizadores de la insulina reducen la pérdida muscular en los adultos mayores con diabetes tipo 2, según afirma un estudio publicado en la revista Diabetes Care. Se desconoce "cómo los sensibilizadores de la insulina (en especial la metformina) actuarían para preservar masa muscular", ha declarado la autora principal, doctora Christine G. Lee, de la Oregon Health and Science University, en Portland. "Comprender el mecanismo de acción en los músculos permitiría también desarrollar terapias más preventivas de la sarcopenia", añadió.

El equipo de Lee analizó datos longitudinales sobre 3.752 hombres mayores que participaban del estudio llamado Osteoporotic Fractures in Men (MrOS). Todos tenían por lo menos 65 años al inicio del estudio. La mayoría de los pacientes (1.853) tenía normoglucemia; 1.403, IFG; 234, diabetes sin tratar; 151, diabetes tratada con sensibilizadores de la insulina; y 111, diabetes tratadas sin sensibilizadores de la insulina.

Durante unos 3,5 años, la masa magra total disminuyó en todos los grupos: un 1,4 % en los diabéticos tratados con sensibilizadores de la insulina; un 1,7 % en los hombres normoglucémicos; un 1,9 % en los hombres con IFG; un 2,9 % en los diabéticos sin tratar y un 3 % en los diabéticos tratados sin sensibilizadores de la insulina.

La pérdida de masa magra apendicular siguió el mismo patrón. Los diabéticos tratados con tiazolidinedionas y los hombres normoglucémicos tuvieron patrones similares de pérdida masa magra total y apendicular.

Los diabéticos tratados con metformina perdieron un poco menos de masa magra total y apendicular que los hombres normoglucémicos, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa. Pero cuando los diabéticos recibieron metformina y tiazolidinedionas, terminaron con más masa magra total y apendicular que los hombres normoglucémicos.

Además, los hombres tratados con metformina, con o sin tiazolidinediona, perdieron significativamente menos masa magra total y apendicular que los diabéticos no tratados o tratados sin sensibilizadores de la insulina.

"Estos son resultados observacionales, por lo que se necesita un ensayo clínico para validarlos antes de modificar el manejo de los adultos mayores con IFG y diabetes", dijo Lee. "Por ahora, los médicos clínicos deberían saber que los adultos mayores con diabetes perderían mucha más masa muscular y fuerza que los adultos mayores sin diabetes", expresó.

Lee agregó: "Para comprender la importancia clínica de la pérdida de masa muscular, estamos examinando cómo el porcentaje de cambio en la masa magra está asociado con las variaciones en el rendimiento físico y la fuerza muscular (...) Por lo menos sabemos que perder el 5 por ciento o más de masa magra durante 4,6 años está asociado con un mayor riesgo de morir".

Investigación