infodiabetico.com - Las fake news inundan la información sobre diabetes y coronavirus

Las fake news inundan la información sobre diabetes y coronavirus

La Federación Española de Diabetes (FEDE) y sus federaciones y asociaciones miembro han recordado la relevancia de que, a la hora de informarse sobre esta nueva situación, se acuda a fuentes de información fiables, acreditadas y seguras, con el fin de evitar la infotoxicidad que ya están generando muchos bulos y fake news que circulan por Internet.

Desde que se decretara el estado de alarma, en los medios de comunicación se suceden cientos de informaciones sobre el coronavirus, llegando a convertirse en un caldo de cultivo de bulos que circulan y se propagan, como un virus en sí mismo, a través de todo tipo de canales de comunicación, desde las redes sociales hasta WhatsApp.

En este sentido, es conveniente tener presente la regla de “todo es un bulo hasta que se demuestre lo contrario” y desconfiar de todas las informaciones que se reciban desde canales no oficiales y/o fiables, evitando así difundirlas a otras personas. Algunas de las webs oficiales de referencia para informarse de todo lo referente a diabetes y COVID-19 son las del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Sociedad Española de Diabetes (SED) o la Federación Internacional de la Diabetes (IDF).

Debido a que las personas con diabetes son uno de los colectivos que más deben extremar las precauciones para no contraer esta enfermedad infecciosa, pues podría empeorar el buen control de su patología, son también muchas las dudas que se han planteado en torno a los bulos. De esta manera, se han originado informaciones y comentarios sin base científica y/o poco rigurosas, que pueden llegar a ser incluso mucho más peligrosas que la propia COVID-19.

Una de las cuestiones sobre las que más se ha trabajado por aclarar es que el riesgo de contraer esta enfermedad infecciosa por una persona con diabetes no es mayor que el de otra sin la patología. Sin embargo, las personas con diabetes, si padecieran la nueva enfermedad, podrían ver alterado el buen control de su enfermedad previa. Por ello, la prevención y el seguimiento de las medidas adoptadas por el Gobierno son clave para evitar los contagios.

Los cambios de rutinas pueden afectar a los diabéticos, sobre todo en lo relativo al control de los niveles de glucosa en sangre dentro de los límites recomendados, lo que supone que en el tiempo que dure el confinamiento en los hogares, deben controlar las comidas, no abandonar los hábitos de vida saludables, realizar ejercicio dentro de casa, hidratarse constantemente, gestionar el estrés, continuar con el tratamiento farmacológico pautado y, en caso de dudas, consultar con su profesional médico.

Además, desde la FEDE recuerdan a los pacientes con diabetes que, de presentar síntomas de la COVID-19, comuniquen sobre ello y sobre su patología y su estado a los profesionales sanitarios en los teléfonos de información dispuestos por las diferentes Comunidades Autónomas.

Organizaciones