Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

50 millones de personas de todo el mundo no reciben insulina para tratar la diabetes

Apróximadamente la mitad de los 100 millones de personas que necesitan insulina para tratar su diabetes, no tienen acceso a este producto, según los datos dados a conocer por la Universidad de Toronto en el marco de un simposio sobre este producto, como parte de la conmemoración del descubrimiento en 1921 de la hormona por parte de los investigadores canadienses Frederick Banting y Charles Best, un hallazgo por el que el primero recibió en 1923 el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

El doctor Calvin Ke, endocrinólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Toronto, donde hace casi 100 años Banting y Best sintetizaron la hormona, ha explicado que "fue uno de los descubrimientos más monumentales en medicina porque ha salvado la vida de millones de personas con diabetes del tipo 1 y algunas con tipo 2", para añadir que "sin la insulina, la gente con diabetes del tipo 1 desarrollan complicaciones médicas que amenazan su vida. Es muy importante que la gente tenga acceso a la insulina y que sea asequible. El centenario es una oportunidad de reflexionar sobre los desafíos que los enfermos de diabetes tienen en la actualidad".

Se calcula que el año pasado 463 millones de personas padecían de diabetes, de los que el 80 % son individuos en países en desarrollo. De esta cifra, unos 100 millones necesitan el tratamiento de insulina, pero sólo alrededor del 50 % de ellos tienen acceso al medicamento.

El doctor Ke ha destacado que en países como México, la diabetes se ha convertido en un grave problema socio-sanitario ante el aumento de los casos y los efectos que tiene en la calidad de vida de los pacientes. En este sentido, ha explicado que "en Latinoamérica, en África, en Asia se están dando elevados números de casos. La diabetes reduce la esperanza de vida de las personas de 40 a 60 años de edad, que morirán de forma prematura entre 4 y 10 años antes por complicaciones de la enfermedad". Ke ha añadido que "es importante reconocer el enorme impacto que la diabetes tiene especialmente en países en desarrollo", añadió.

Según un artículo publicado en la revista científica The Lancet, el aumento de la obesidad y diabetes en Latinoamérica es la principal causa de las altas tasas de mortalidad en la región, de forma que, destaca el artículo, "en México y Chile, más del 75 % de la población femenina tiene un peso excesivo. Alimentos procesados con pocos nutrientes y densidad energética son a menudo el único tipo de comida fácilmente asequible para la gente más desafortunada".

El doctor Ke ha explicado además que la insulina representa "el 10 %, o más, del gasto en medicamentos de muchos de estos países. Allá donde la gente se tiene que pagar la insulina de su propio bolsillo, el coste varia de forma enorme. En algunos países es menos de dos dólares por un vial de insulina humana, y en otros es más de 75 dólares".

Organizaciones