Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

La falta de formación pone en riesgo la salud y la calidad de vida de los diabéticos

La falta de formación en diabetes pone en riesgo la salud y la calidad de vida de los pacientes con esta patología, al aumentar las tasas de abandono del tratamiento y el riesgo de complicaciones, según han asegurado los expertos que han participado en el informe El valor de las asociaciones y su papel en el sistema sanitario, elaborado por la Federación Española de Diabetes (FEDE) y avalado por la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Este informe recalca la importancia de la labor de educación diabetológica que realizan las asociaciones de pacientes para mejorar la adherencia al tratamiento y reducir costes al sistema sanitario, y más aún en el contexto de la pandemia de la COVID-19, cuando esta adherencia se ha visto afectada por la desinformación y la falta de seguimiento que han sufrido los pacientes.

De esta manera, el informe recoge el consenso de los expertos en que la falta de formación, junto con la desinformación, son dos de los principales motivos del abandono o del inadecuado seguimiento del tratamiento de la diabetes. En concreto, según los datos recopilados por el doctor Antonio Pérez, presidente de la SED, y extraídos del Informe Diabetes libre de Bulos, un 54 % de los profesionales médicos relaciona la baja adherencia al tratamiento con la falta de información y las noticias falsas.

Además, en el estudio se refleja que una escasa educación diabetológica aumenta la carga económica de la diabetes para el sistema nacional de salud, situándola en un 8,2 % del presupuesto anual.

Según Aureliano Ruiz Salmón, presidente en funciones de FEDE y uno de los expertos que ha participado en la elaboración del informe, “solo el 45% de las personas con diabetes ha recibido formación por parte de profesionales sanitarios en algún momento de su vida. Esta carencia conduce a los pacientes a la desinformación y a creer noticias falsas relacionadas con su tratamiento. Para evitarlo, las asociaciones de pacientes complementan la labor de los médicos con información veraz. Ofrecen charlas, apoyo de pacientes expertos, endocrinos y responden a todas las dudas”.

Esta desinformación está vinculada a una baja adherencia al tratamiento y a que los pacientes no realicen un adecuado control de su índice glucémico, entre otros aspectos, lo que ocasiona que estén más expuestos a sufrir complicaciones y necesiten una mayor asistencia sanitaria, implicando esto un aumento de los costes directos e indirectos de la diabetes para el Sistema Nacional de Salud.

Para reducir estas cifras, dentro de la educación diabetológica no debe faltar nunca la formación de los pacientes en nutrición y hábitos de vida saludable, según expone el nutricionista Marc Caballero en el informe, que remarca la importancia de seguir una dieta saludable mediterránea, así como la práctica habitual de ejercicio con una adecuada hidratación para cualquier persona con diabetes.

Las conclusiones incluidas en este informe han sido extraídas del webinar #EnRédateDiabetes organizado por FEDE dentro de su campaña de concienciación “EnRédate con las asociaciones. EnRédate con los pacientes”, una iniciativa que busca dar a conocer el valor del asociacionismo para el sistema sanitario y los pacientes.

Organizaciones