Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Reclaman la adaptación y actualización del modelo de asistencia sanitaria de la diabetes

Los pacientes con con diabetes han sido uno de los colectivos más perjudicados durante la pandemia ante la imposibilidad de acceso a los centros de salud, las dificultades para acceder a productos necesarios para realizar controles de glucemia en los momentos de confinamiento, unido a los problemas para continuar llevando una vida sana y saludable.

 

Todas estas cuestiones fueron abordardadas con el objetivo de impulsar una reforma de la atención asistencial de los pacientes con diabetes, y profundizar en la visión de los profesionales sanitarios y los pacientes en relación con la asistencia durante la pandemia, en un coloquio on-line organizado por Diariofarma, que contó con el apoyo de la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes (FEDE) y la colaboración de Novo Nordisk.

El coloquio contó con la participación del presidente de FEDE, Juan Francisco Perán, el presidente de la SED, Antonio Pérez, su secretaria, Noemi González y el vicepresidente de FEDE, Fernando de la Torre, mientras que el presidente de FEDE aprovechó para presentar los resultados de la encuesta realizada por la federación, y destacó que los motivos de su realización fue conocer cómo se habían visto afectadas las personas con diabetes, con el objetivo principal de contar “con datos reales”, especialmente en lo referido a los pacientes con diabetes tipo 2.

De acuerdo con los resultados, la mayoría de los pacientes manifestaron que habían tenido dificultades en el control de su diabetes y que la mayoría habían cancelado sus citas de seguimiento. Además, incidió en que un 34 % de los pacientes manifestó no haber podido consultar a nadie para que le ayudara en el control de la glucemia.

La encuesta también ha permitido conocer que el 38 % de los pacientes participantes manifestaron que considera que su control de la enfermedad “está peor” que antes de la pandemia. A este respecto, Perán consideró que es posible que los pacientes con diabetes tipo 2 hayan gestionado peor la enfermedad que los diabéticos tipo 1 por una falta de “educación diabetológica”, y destacó que el 63 % de los pacientes consideraron que en caso de haber necesitado un cambio de tratamiento durante la pandemia lo habrían tenido mucho más difícil por la falta de acceso a los profesionales.

La utilización de medios telemáticos para acceder a los profesionales fue otro de los aspectos abordados por los pacientes en su encuesta. En este sentido, un 45 % las valoró como “poco o nada eficaces”, mientras qye los pacientes consideran que de cara al futuro, lo óptimo sería alternar citas presenciales con virtuales.

El presidente de FEDE aseguró que, a la vista de la encuesta, que “es necesario un cambio en el modelo asistencial y una reorganización del sistema de salud, donde se contemple dentro de su estructura la cronicidad”, al tiempo que consideró prioritario reforzar la atención primaria y especializada e impulsar la educación diabetológica.

Por su parte, Noemi González presentó los resultados de la encuesta realizada por su sociedad científica, donde uno de los aspectos más destacados en cuanto a las directrices facilitadas para el cuidado de las personas con diabetes fue “que la guías no eran nada claras” en relación con el manejo de pacientes diabéticos durante la pandemia.

En este sentido, la secretaria de la SED explicó que un 50 % de los encuestados respondieron que “seguían las recomendaciones de la SED pero adaptadas a las características de la propia comunidad autónoma y de cada hospital”, al tiempo que destacaba que los encuestados valoraron positivamente los webinar y seminarios que se han realizado por las sociedades científicas.

Otro de los aspectos destacados por González fue el cambio en la atención ambulatoria, cuestión en la que destacó la utilización de la telemedicina, principalmente telefónica, ya que la videollamada tuvo un “carácter residual”. En este apartado, señaló que “curiosamente, se refleja que solamente un 2 % cancelaron sus citas”. En este sentido, González consideró que es una de las consecuencias y ventajas de la utilización de la telemedicina y el uso de las aplicaciones, así como la telemonitorizacion de los pacientes.

De acuerdo con el estudio realizado por esta sociedad científica, el 72 % de los profesionales consideran que ha empeorado el control de los pacientes; mientras que respecto a la implantación de la telemedicina, los resultados arrojan la conclusión que de forma unánime no hubo gran dificultad para su utilización, poniendo de relieve la utilidad de los sistemas de monitorización continua de glucosa, así como el uso de aplicaciones, ya que han posibilitado conocer cómo se encontraba el paciente en tiempo real, realizar consultas con los pacientes e incluso si era necesario un cambio del tratamiento.

En este sentido, según González, la opinión de más del 50 % de los profesionales es que "este tipo de consulta fue efectiva” y más de la mitad de los encuestados creen que se debe seguir manteniendo la telemedicina, como parte de la asistencia de los pacientes con diabetes tras la pandemia, aunque un 14 % considera que debe abandonarse, matizó.

Por último, la secretaria de la SED concluyó que la encuesta evidencia una gran implicación de los profesionales dedicados a la diabetes en todos los campos, destacó que el trabajo en equipo es fundamental, e hizo hincapié en la importancia de abordar los problemas relacionados con el control metabólico, incidiendo en la necesidad de evaluar y comprobar si es real la percepción de control deficitario de la diabetes que tienen los profesionales, por lo que animó a “analizar y comprobar” esta cuestión. 

Organizaciones