Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

La FEDE apoya la campaña de vacunación antigripal de este otoño, por ser fundamental para las personas con diabetes

En España, el buen ritmo de vacunación frente a la Covid-19, con cerca de un 80 % de la población vacunada, ha logrado frenar los contagios; sin embargo, las autoridades aconsejan reforzar la inmunidad con el suministro de una tercera dosis a los colectivos de riesgo, entre los cuales las personas con diabetes vuelven a no ser una prioridad para el Ministerio de Sanidad, tal y como sucedió al comienzo de la vacunación, a pesar de que los estudios que se han publicado señalan que el 30 % de las personas que fallecieron por el SARS-CoV-2 padecían diabetes.

 

Por este motivo, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) continuarán trabajando para instar a que Ministerio de Sanidad priorice, en estos momentos, a las personas con diabetes, a la hora de vacunar con la tercera dosis contra la Covid-19.

En paralelo a esto, está en marcha la campaña de vacunación antigripal, sobre la que la FEDE está informando y recomendando, como cada año, que el colectivo de pacientes con diabetes se vacune, por los beneficios que esto conlleva para su salud.

En cualquier caso, al coincidir en estos momentos el suministro de ambas vacunas (contra la gripe y contra la Covid-19), surgen varias dudas sobre cuándo proceder a recibir cada una. En este sentido, desde FEDE se deriva a la recomendación del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y su Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunizaciones (ACIP), que ratifican la viabilidad de la doble vacunación contra la Covid-19 y la gripe.

Desde FEDE, se informa cada año sobre las ventajas de la vacunación antigripal, y siempre se hace apoyándose en la evidencia científica, la cual demuestra que está asociada a un menor porcentaje de hospitalizaciones en este colectivo crónico, concretamente, un 79 % menos.

El objetivo central de esta acción de FEDE es contribuir a mejorar las tasas vacunales, como ya pasó en la temporada de 2020 – 2021, cuyos porcentajes aumentaron sustancialmente, sobre todo en los mayores de 65 años de edad, aunque sin llegar al 75 % fijado por las autoridades sanitarias internacionales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que las vacunas salvan entre 2 y 3 millones de vidas al año alrededor de todo el mundo, por lo que son una de las herramientas de prevención clave con la que se cuenta hoy en día para evitar no sólo enfermedades infecciosas, sino también complicaciones de la salud provocadas por éstas, de ahí la importancia de seguir fomentando medidas de salud pública de este tipo entre la población general y entre el colectivo de personas con diabetes en particular.

En el caso de las personas con diabetes, existe un riesgo mayor que en el resto de la población, aun cuando están bien controladas, de presentar un agravamiento de la salud por virus como el de la gripe, pudiendo derivar en hospitalizaciones, de las que, en los últimos años en España, cerca del 30 % de los adultos que ingresaron por esta enfermedad aguda tenía diabetes, o incluso en la muerte.

En este sentido, Juan Francisco Perán, presidente de FEDE, ha destacado que “es muy importante que, desde las federaciones y asociaciones, continuemos trabajando por conseguir que las personas con diabetes sean reconocidas como un colectivo de riesgo ante la COVID-19. Asimismo, y en paralelo, seguiremos informando, en general, sobre la vacunación frente al resto de enfermedades infecciosas, por el beneficio que tiene para la salud de los pacientes con diabetes”.

Organizaciones