Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Lanzan una campaña para para paliar la falta de conocimiento de la diabetes en las escuelas españolas

La Federación Internacional de Diabetes (IDF) y la Sociedad Internacional para la Diabetes Pediátrica y Adolescente (ISPAD) han alertado de que es en el entorno escolar donde esta falta de información se hace todavía más evidente, y han puesto en marcha el programa KiDS, una iniciativa internacional para mejorar la educación diabetológica en las escuelas.

 

 

Según ha explicado Roque Cardona, endocrinólogo pediátrico en el Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona, “la diabetes es una enfermedad que, si no se detecta y trata a tiempo, puede acarrear graves consecuencias en la salud de quienes la padecen. La infancia es una etapa de la vida clave en la que muchos niños y adolescentes son diagnosticados, por ello, es importante dotar a profesores, alumnos, familias y personal escolar de formación y herramientas que les permitan conocer los síntomas y el manejo básico de la diabetes y, así, facilitar la integración de los chicos en el entorno escolar”.

Además, las personas con diabetes tipo 1 necesitan administrarse insulina para vivir, lo que puede ser una fuente de estigma, especialmente en el ámbito escolar, donde los menores desarrollan gran parte de su actividad diaria, y en el que la falta de comprensión sobre la enfermedad puede conducir a situaciones de discriminación. En este sentido, cardona ha afirmado que “tenemos que hacer de la escuela un lugar seguro en el que los niños y jóvenes con diabetes no se sientan excluidos. La diabetes no debe suponer en ningún caso un perjuicio para que niños y adolescentes puedan vivir una vida plena y un desarrollo escolar igual al de los niños que no la padecen”.

Para poner solución a esta problemática, ambas organizaciones internacionales, con el apoyo de la Sociedad Española de Diabetes, la Federación Española de Diabetes (FEDE), la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP) y Sanofi, han presentado el programa KiDS, una iniciativa internacional para mejorar la educación diabetológica en las escuelas.

Según ha explicado el profesor Andrew Boulton, presidente de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), KiDS se basa en un paquete de recursos formativos dirigidos a maestros, familias y alumnos desarrollados por expertos internacionales con el objetivo de mejorar la experiencia escolar de los niños que viven con diabetes tipo 1, combatir el estigma relacionado con la diabetes y promover estilos de vida saludables para abordar la diabetes tipo 2, una condición que está aumentando entre los niños y adolescentes debido al sedentarismo y que en muchos casos se puede prevenir”.

La iniciativa surgió para dar respuesta a las dificultades a las que se enfrentan a diario las familias de los niños y adolescentes que debutan en esta etapa. Entre ellas, encontramos el ilustrativo caso de Ana Tormos, madre de una niña de 7 años que sufre diabetes tipo 1 desde los 3. Tormos lanzó una llamada de alerta después de que su hija acabara en la UCI tras ser diagnosticada por error de un virus estomacal, cuando realmente tenía diabetes.

En el centro escolar tampoco supieron asociar los síntomas que presentaba la niña a la enfermedad “si hubiese sabido cuáles eran los síntomas de la diabetes esto no habría pasado, en ese momento me prometí que iba a hacer lo posible para que nadie volviera a pasar por esto”, explica Tormos.

Tras este episodio, esta madre lanzó una campaña en redes sociales para concienciar sobre la necesidad de educar e informar sobre la enfermedad, especialmente en los centros escolares y sanitarios.

La iniciativa se hizo viral y actualmente está propuesta para debate en las Cortes Valencianas, una labor a la que están contribuyendo activamente los representantes de los pacientes en España como la Federación Española de Diabetes (FEDE) que respalda el proyecto. En este sentido, su presidente, Juan Francisco Perán, ha señalado que “desde las asociaciones de pacientes trabajamos para que los centros escolares sean un entorno seguro y sin estigmas para los niños que viven con diabetes. Para conseguirlo, estamos luchando por la implementación de la enfermera escolar en los centros educativos y para que los docentes cuenten con formación de calidad que ayude a los alumnos a entender mejor esta patología, y aquí, el programa KIDS es una herramienta que, sin duda, será de gran ayuda para conseguirlo”.

Hasta la fecha, el proyecto KiDS se ha implementado con éxito en diez países, involucrando a más de 248.000 niños y 18.700 maestros. La iniciativa ha dado como resultado un mejor conocimiento del manejo de la diabetes entre maestros y padres, además también está incentivando la elección de alimentos más saludables y una mayor practica de la actividad física en países en los que se ha desarrollado, entre ellos Polonia y Hungría.

Organizaciones