infodiabetico.com - Ya está disponible la insulina Fiasp para niños a partir de un año y adolescentes con diabetes

Ya está disponible la insulina Fiasp para niños a partir de un año y adolescentes con diabetes

Fiasp, la insulina Faster Aspart de acción rápida de Novo Nordisk, novedosa insulina por su mecanismo de acción, ya está disponible en España para niños a partir de un año y adolescentes con diabetes tipo 1 o tipo 2.

Hasta la fecha, solo estaba indicada en España para los adultos con diabetes. Según la doctora Marta Ferrer, de la Unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, “en la población pediátrica, la principal dificultad con la que nos encontramos para el buen control de la diabetes es evitar las hiperglucemias que se producen después de las comidas”.

 Esta nueva insulina, según ha explicado la doctora Ferrer, representa una nueva generación de insulinas prandiales o de acción más rápida, y su absorción inicial y pico de acción son más precoces que los análogos de insulina de acción rápida actuales, con lo cual reduce el pico de hiperglucemia precoz que se produce a la hora u hora y media después de comer.

Para estos grupos de edad, es recomendable que Fiasp se administre antes de las comidas, entre 0 y 2 minutos antes del comienzo de la ingesta), sin embargo,  también puede administrarse hasta 20 minutos después del comienzo de la ingesta en aquellas ocasiones en las que la persona con diabetes no sepa con seguridad a qué hora va a comer.

Se estima que en nuestro país la incidencia de diabetes tipo 1 en menores de 15 años es de 15-20 casos nuevos por cada 100.000 niños/año”, ha señalado la experta, que ha reconocido que los adolescentes son el grupo de edad en el que es más difícil alcanzar los objetivos glucémicos.

Las complicaciones más comunes en la población pediátrica a causa de un mal control de la diabetes son las hipoglucemias leves, graves y la descompensación hiperglucémica con riesgo de cetoacidosis. En este sentido, la doctora Marta Ferrer ha advertido de que “aunque poco a poco va disminuyendo su frecuencia gracias a los nuevos tratamientos, dispositivos y la educación diabetológica. Esta última es un pilar necesario para que los avances se traduzcan en una mejora en el control glucémico. Pero debe llevarse a cabo desde el diagnóstico de la enfermedad y, en el caso concreto de los niños, la implicación de la familia es clave”. 

Productos