Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Perejil para prevenir la diabetes

El perejil es un gran ignorado de nuestros platos, hasta el punto de que suele quedar relegado a mero acompañamiento de carnes, pescados o mariscos, sin embargo, algunos estudios podrían cambiar esta percepción, al encontrar que este ingrediente es capaz de prevenir la diabetes de una forma bastante clara.

 

Para muchos el perejil no es sino una molesta ramita verde que suele retirarse antes de empezar a comer... sin embargo, muchos platos de nuestra gastronomía le tributan un especial cariño y le convierten en un ingrediente estelar para recetas como la salsa verde. Además, en los últimos años está cobrando mayor importancia gracias a los batidos de verduras desintoxicantes, en cuyo listado de ingredientes no suele faltar.

Pero es que además, cuenta con muchos más beneficios..., y es que según diferentes estudios, es capaz de prevenir la diabetes tipo 2 en un 26 % de los casos,  gracias a la miricetina, un flavonoide del que contiene aproximadamente 8 miligramos por cada 100 gramos de producto.

Así las cosas, el modesto perejil se convierte en una especie de planta medicinal para aquellos que confían en él por sus beneficios para la salud, que van surgiendo gracias al trabajo de los investigadores. De esta manera, muchos consideran la naranja como el principal proveedor de vitamina C, pero el perejil le aventaja en este aspecto, de forma que tras comer 100 gramos de perejil obtenemos 133 miligramos de ácido ascórbico, mientras que la naranja nos aporta, por término medio, 53 miligramos de esta vitamina por cada ración de 100 gramos.

De minerales también anda bien surtido, ya que nos brinda calcio, potasio, fósforo y hierro. Este último incluso es más abundante en el perejil que en la mismísima y afamada espinaca, considerada por muchos como una de las verduras con más hierro; siempre en términos proporcionales.

Aunque podemos encontrarlo en especieros, siempre es mejor decantarse por el perejil fresco, pues nos garantiza un mayor aporte nutricional.

Una investigación de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos, ha descubierto que un compuesto del perejil, presente en ciertas frutas y en los frutos secos, podría frenar la multiplicación y el crecimiento de las células malignas del cáncer de mama

Además, se ha descubierto que el perejil podría prevenir la diabetes tipo 2 por la miricetina, un flavonoide que también encontramos en el apio y la manzanilla, y que es una sustancia capaz de alterar un paso específico en la regulación de un gen de las células cancerígenas, reeducándolas hacia células normales, que acaban muriendo por apoptosis o suicidio celular, en lugar de dividirse sin control como sucede en el cáncer.

Por otra parte, el perejil y la fatiga crónica, muy habitual hoy en día, y pequeña hierba puede ayudarnos gracias a las altas cantidades de hierro y fósforo que encontramos en su composición. De hecho, también es un gran aliado de las embarazadas que necesitan un plus de hierro para evitar las frecuentes anemias o déficits de hierro que padecen muchas gestantes.

Productos