Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Desarrollan un páncreas bioimpreso en 3D que podría acabar con la diabetes

Un páncreas bioimpreso en 3D en tan solo treinta segundos podría eliminar la necesidad de pruebas en animales, buscar nuevos tratamientos para la diabetes e incluso permitir transplantes en el futuro.

 

Al menos eso es lo que promete la tecnología de bioimpresión presentada por la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne (EPFL) que permite imprimir tejido biológico de páncreas en tan solo 30 segundos, creando un medio viable para acabar con la diabetes y convirtiéndose en una alternativa segura para probar nuevos fármacos sin recurrir a la experimentación con animales.

Llamada Readily3D, esta tecnología de bioimpresión se ha utilizado ampliamente en un proyecto europeo a gran escala denominado Enlight, para construir un modelo vivo del páncreas humano con el fin de probar medicamentos para tratar la diabetes, pero que en un futuro podría permitir la creación de órganos viables de transplante.

Según publica e portal TICBeat, en primer lugar se genera una réplica digital del páncreas humano en la pantalla, que a los 30 segundos se bioimprime, incluyendo vasos sanguíneos, a partir de una pequeña muestra de células madre.

Este logro es posible gracias a una tecnología patentada por el Laboratorio de Dispositivos de Fotónica Aplicada (LAPD) de EPFL, y madurada por Readily3D.

La bioimpresión de este órgano acelerará los diagnósticos y el tratamiento de la enfermedad, ya que usando un gel biológico con las células madre del paciente en su interior, la tecnología solidifica el gel con polimerización, controlando la intensidad y la dirección del haz para solidificar selectivamente las porciones necesarias para dar forma al tejido.

El avance ofrece muchas ventajas, que van desde la personalización del páncreas bioimpreso para que coincida con las células madre del paciente, sin tener que experimentar efectos secundarios desagradables, hasta el fin de las pruebas de laboratorio con animales. Según ha explicado Paul Delrot, director de tecnología de Readily3D, “una de las principales ventajas de nuestro método es que puede crear tejido en un solo bloque, lo que lo hace particularmente útil para imprimir tejidos blandos como órganos”.

Por su parte, el director de LAPD, Christophe Moser, ha explicado que “desarrollar un sistema que pueda imprimir tejido en 3D a una escala de centímetros cúbicos y replicar fielmente el funcionamiento de un páncreas vivo es un gran desafío, que esperamos cumplir con esta tecnología”.

Se espera que este descubrimeinto también sirva para otros tipos de tejido humano, acelerando tratamientos contra el cáncer o permitiendo imprimir en el futuro órganos como el corazón, aunque por el momento, esta esperanzadora tecnología todavía se halla en sus etapas iniciales.

Productos