Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Desarrollan un dispositivo que mide los niveles de glucosa en sangre sin obtener una muestra sanguínea

Las nuevas tecnologías son claves en materia de salud y ayudan a prevenir diferentes enfermedades, pero en el caso de los diabéticos, que conviven con la necesidad de controlar de forma regular sus niveles de glucosa en sangre, se vuelven especialmente importantes.

 

Para ayudar a los pacientes diabéticos en este control del azúcar en sangre de una forma menos invasiva, la compañía canadiense Scanbo ha desarrollado un dispositivo que funciona mediante la combinación de herramientas de diagnóstico no invasivas con el aprendizaje automático.

Este nuevo medidor de glucosa en sangre no invasivo tiene como objetivo mejorar la vida de las personas con diabetes, y en concreto, el usuario solo debe posar las manos durante 60 segundos en el dispositivo, para que el sistem analice las lecturas médica necesarias y calcule de forma inteligente el nivel de glucosa en sangre.

La clave de este nuevo medidor de glucosa no invasivo se basa en que tiene la capacidad de medir los signos vitales del usuario, monitorizando la frecuencia cardíaca (ECG) y por otro lado cuenta con fotopletismografía (PPG), que se utiliza de forma habitual para medir las diferentes variaciones del volumen de sangre como resultado de la actividad cardíaca.

El dispositivo coge los datos sin procesar realmente ambas medidas, y a partir de ahí, traspasa dichos datos a una red convolucional y a otra red neuronal profunda. De esta manera, utilizando diferentes algoritmos, el usuario recibe en cuestión de minutos el resultado preciso de los niveles de glucosa en sangre que presenta en ese momento, tratándose de una estimación prácticamente real, que permite al paciente llevar un control de la glucemia.

La eficacia de este nuevo medidor de glucosa en sangre no invasivo ha despertado el interés de grandes firmas tecnológicas, aunque parece que Scanbo pretende ser quien comercialice este producto bajo su propia marca en los próximos meses.

En cualquier caso, los desarrolladores de este medidor de glucosa han aclarado que aún queda un importante proceso para que este dispositivo pueda venderse de forma regular como un producto indicado para el control de la glucosa en sangre. Así las cosas, una vez que el dispositivo pase diferentes controles y ensayos clínicos, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) debe dar luz verde para iniciar su comercialización en Estados Unidos, y posteriormente, podría convertirse en un producto vendido en todo el mundo.

Productos