Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Una molécula del sistema autoinmune podría ser la clave para curar la diabetes

Una molécula podría esconder la clave para desarrollar una nueva estrategia de tratamiento para la diabetes de tipo 1, según ha descubierto un grupo de investigadores de la Fundación Progreso y Salud a través de un estudio en el que han contado con la colaboración de profesionales sanitarios del Hospital Virgen Macarena y el Nodo Provincial de Sevilla del Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Este estudio evaluará la incidencia de la molécula BL001, descubierta y patentada por el propio grupo de investigación que coordina el proyecto, en el sistema autoinmune y en la regeneración de células betapancreáticas.

El programa de investigación que van a realizar, y que es objeto de un convenio suscrito por dichas organizaciones, tiene una duración de cinco años y ya ha dado buenos resultados en estudios anteriores en modelos animales.

La investigación se concibe, de esta manera, como un potencial tratamiento frente a una enfermedad que a día de hoy sigue sin tener cura. En este sentido, el líder la investigación, Benoit Gauthier, que desarrolla su trabajo en Cabimer, ha explicado que "es cierto que en estos momentos los tratamientos existentes para la diabetes se centran en tratar los efectos de la enfermedad y que actualmente no hay ninguna terapia curativa. Eso es precisamente lo que persigue nuestro estudio, curar la enfermedad a través de la recuperación del control de la glucosa".

Los estudios que se han venido realizando en esta línea hasta la fecha han demostrado que la molécula BL001 favorece la transdiferenciación celular de células alfa a beta pancreáticas, es decir, propicia la conversión de las células alfa, que son productoras de la hormona glucagón, una hormona que eleva la glucosa en sangre y favorece la hiperglucemia, a células beta pancreáticas, encargadas de sintetizar, almacenar y segregar insulina, favoreciendo la regeneración de estas células.

Los investigadores han constatado a través de pruebas en ratones y modelos celulares que esta molécula es capaz de revertir el ataque autoinmune de la diabetes tipo 1, quedando demostrado que la BL001 favorece la capacidad antiinflamatoria de determinadas células del sistema inmunitario, concretamente linfocitos T-Reguladores, macrófagos M2 y linfocitos TH2, evitando que el propio sistema inmunológico destruya las células beta, que es lo que sucede en el organismo cuando se padece esta enfermedad.

El objetivo es desarrollar un tratamiento que actúe de forma simultánea sobre el ataque autoinmune para atenuar su respuesta y sobre las células beta productoras de insulina para estimular su regeneración, que es lo que nosotros llamamos transregeneración acoplada al sistema inmune. De esta forma, los científicso esperan conseguir recuperar y proteger una masa de células beta capaz de controlar la regulación de la glucosa y poder encontrar así la curación para este tipo de diabetes o al menos atenuar considerablemente los efectos de esta enfermedad.

Este descubrimiento, resultado de 10 años de trabajo de colaboración internacional, supone una novedosa alternativa en el camino hacia una futura curación de esta enfermedad autoinmune, aunque aún tiene mucho recorrido por delante hasta poder aplicarse en pacientes.

Los profesionales que desarrollan estas investigaciones cuentan con el apoyo de diferentes instituciones como la propia Consejería de Salud y Familias; la Juvenile Diabetes Research Foundation (JDRF), una fundación sin ánimo de lucro pionera a nivel mundial; o la Fundación Diabetes CERO, compuesta fundamentalmente por padres y madres de niños con diabetes tipo 1 y con presencia en 17 puntos del territorio nacional.