Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los diabéticos.

Una dieta basada en carbohidratos para controlar la diabetes

Un estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ), cuyos hallazgos han sido corroborados por la Asociación Americana contra la Diabetes, sugiere que una dieta basada en carbohidratos podría ayudar a controlar la diabetes.

 

Nromalmente no podemos prescindir de los alimentos ricos en carbohidratos porque estos nos aportan energía, sin embargo, con asiduidad comemos más de los que deberíamos.

Pan, pasta, cereales, productos lácteos, lentejas, etc. son alimentos que están muy presentes en nuestros platos, aunque solo necesitamos comer al día alrededor de 300 gramos, según la OCU.

Ahora, un nuevo estudio del British Medical Journal (BMJ), ha descubierto que las personas con diabetes tipo 2 no metabolizan bien los carbohidratos, lo que provoca que los niveles de azúcar se disparen, es decir, que la insulina esté muy por encima de lo que debería estar (más de 140 mg/dl). En cualquier caso, dado que son importantes en nuestra dieta, la clave está en reducir su consumo todo lo que podamos.

En el estudio publicado en BMJ colaboraron 1.357 participantes que tenían diabetes tipo 2, algunos de lo cuales debían reducir su ingesta de carbohidratos hasta lograr solo consumir el 26 % de ellos, como máximo, mientras que otros tenían que reducir las grasas, es decir, limitar el consumo de huevos, aguacates, aceite de oliva, queso, entre otros.

Los resultados fueron reveladores... y es que tras seis meses, los participantes que habían reducido el consumo de carbohidratos lograron un control de su diabetes tipo 2 mayor y una remisión clara, pero no pasó lo mismo con los que habían seguido una dieta baja en grasas, lo que dejó claro que son más importantes los carbohidratos que las grasas o proteínas, y que su influencia en la diabetes es importante.

En este sentido, los azúcares de los dulces pueden jugar un papel muy importante en el número de años que podemos vivir, de forma que en los participantes del estudio que habían pasado 6 meses limitando su consumo de carbohidratos se observaron grandes mejoras clínicamente importantes en la pérdida de peso, los triglicéridos y la sensibilidad a la insulina a los seis meses, que disminuyó a los 12 meses, según indica el propio estudio.

Se trata de una excelente noticia que indica lo importante que puede llegar a ser cuidar la dieta cuando se tiene una diabetes tipo 2, al tiempo que es necesario llamar la atención sobre el hecho de que este estudio no pretende que las personas eliminen por completo los carbohidratos de su dieta, ya que esto provocaría fatiga, cansancio y falta de concentración.